La indolencia de un Sistema de Seguridad y de Justicia precario

WhatsApp-Image-2018-10-03-at-10.10.59-AM.jpeg
Por: Silvia Moncada Campos Este 2 de octubre se cumplen 30 días de que ocurriera el homicidio del Ingeniero Agrónomo Zootecnista Jesús Moncada Campos a manos de agresores desconocidos en el lugar que le vio nacer y al cual regresara tras más de 24 años de ausencia para impulsar proyectos que ayudaran a Colonia Anáhuac a desarrollarse en el campo, pequeñas empresas para jóvenes emprendedores, y a familias con programas de desarrollo social en la comunidad que se vieron truncados cuando le arrebataran la vida. Su fe en que con una política sana llevaría a su comunidad al desarrollo pleno del potencial que los pobladores de Colonia Anáhuac poseen y merecen, y la firme creencia en que los cambios sociales beneficiarían a muchos más, fue el estandarte que izó a su paso en cada actividad realizada. Hoy, le exijo una satisfacción jurídica al Estado de Chihuahua para que esclarezca los hechos en los que privaran de la existencia al hijo, hermano, amigo, esposo y padre, aquella que a todos nos corresponde y le es exigible pues el Derecho nos faculta para así hacerlo y no como un favor; a la Fiscalía General del Estado en Zona Occidente para que se dé con los actores materiales e intelectuales, sean juzgados y condenados, cumpliendo con la Ley que establece como dable una justicia pronta y expedita, y que hoy por hoy, brilla por su ausencia con total indiferencia e indolente calma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top